Escritura y deriva sin futuro.

martes, 27 de marzo de 2012

El humor como retaguardia I

G.G.: —Usted y yo, los sociólogos y escritores somos hijos de las Luces europeas, de una tradición actualmente cuestionada en todas partes —por lo menos, en Francia y Alemania—, como si el movimiento europeo de la Ilustración hubiera fracasado. El humor es uno de ellos.Cándido, de Voltaire, o Jacques el fatalista, de Diderot, por ejemplo, son libros en los que las condiciones sociales descriptas son igualmente espantosas. Esto no impide que, aún en el dolor y en el fracaso, se imponga la capacidad humana de ser cómico y, en este sentido, victorioso. 

P.B.: —Sí, pero este sentimiento que tenemos de haber perdido la tradición de las Luces está vinculado al trastocamiento de la visión del mundo impuesta por el neoliberalismo, hoy dominante. Pienso que la revolución neoliberal es una revolución conservadora —en el sentido que se le daba a una revolución conservadora en la Alemania de los años 30— y una revolución conservadora es algo muy extraño: es una revolución que restaura el pasado y que se presenta como progresista, que transforma la regresión en progreso. Aunque quienes combaten esta regresión tienen el aspecto de ser regresivos. Quienes combaten el terror tienen el aire de ser terroristas. Es algo que usted y yo tenemos en común: rápidamente nos tratan de arcaicos, de atrasados, de dinosaurios. Esa es la gran fuerza de las revoluciones conservadoras, de las restauraciones "progresistas". Incluso lo que usted dice, en mi opinión, tiene que ver con esta idea. Nos dicen: no son graciosos. Pero, convengamos, es una época en la que no hay de qué reírse.

(Conversación entre Pierre Bourdieu y Günter Grass emitida en el Canal Arte de Francia en 1999)

martes, 13 de marzo de 2012

Adventure Time y el postapocalipsis

Si los mundos oscuros de la antigua generación Weird se perdían en las tinieblas antehistóricas del hombre, las nuevas generaciones tal vez busquen su universo en un postapocalipsis de fábula. Quizá el verdadero "new weird" no sea el de China Mieville y compañía (que sustituye aquella oscuridad por otra) sino el de Pendleton Ward y su Hora de aventuras (que la sustituye por un mundo de color, sin caer en los vicios modernos del non sense). La Distopia colisiona con el País de las Maravillas.


El humor como vanguardia II

“Siempre me ha llamado la atención que en la escritura de tradición cómica las formas de apelación al lector suelen ser más sofisticadas y sutiles que en la tradición sobria y severa. Esto ha ocurrido así desde los orígenes de la literatura: el teatro trágico siempre apela al espectador como un “ciudadano con conciencia cívica y preocupación por los problemas morales” y sólo de ese modo, mientras que el teatro cómico cambia constantemente el modo de interpelación: hay escenas en que te hablan como a un ciudadano; en otras, como a un juerguista; en otras, como a un marido infiel; a veces apela a tu conciencia moral y a veces a tu mala fe.
En ese sentido el arte humorístico reproduce mejor los constantes cambios de criterio y perspectiva con los que afrontamos la vida cotidiana."

Eloy Fernández Porta